Vías Alternas para el TIPNIS

Square

El caos que se desatará, según muchas opiniones de activistas medioambientales, implica entender un sinfín de posibles situaciones. En muchos casos, se citan repercusiones apocalípticas y desde luego, las opiniones que vierten estos activistas son sobre la posible construcción de una carretera por el TIPNIS (unión de carreteras que ya se encuentran dentro el TIPNIS “Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure”). Pero, ¿de qué carretera en específico se está hablando? ¿Acaso no es una carretera que se encuentra en un aislado lugar de nuestro territorio? ¿Será que importa esa carretera?

Lindas preguntas que, claro está, tienen respuesta. Se trata nada más y nada menos de una carretera que uniría el departamento de Cochabamba con el departamento de Beni, un tramo carretero que va desde Villa Tunari (Cochabamba) hasta San Ignacio de Moxos (Beni), con una extensión de 306 km. Hoy, hacia el sur del tramo, ya existe un camino sin pavimento de 103 km y, hacia el norte, otro de 143 km de carretera también sin pavimento; vale decir que, de todo el tramo carretero, sólo 60 km aún no existen como camino, lo que representa aproximadamente el 19% del total. ¿Cuánto de la extensión del tramo carretero citado anteriormente pasa por el TIPNIS?, en teoría 116 km de una “devastadora carretera jamás antes vista” debería atravesar el mencionado Parque. Pero acá hay algo curioso: ya existen 56,6 km de carretera transitable por un lado y por el otro, aunque suene dramático y aterrorizante, también existen 42,6 km de carretera exclusiva de los tronqueros (si usted discrepa, puede preguntarle al señor Marcial Fabricano). Entonces, dentro este “paraíso terrenal por esencia”, ya se tiene camino sin pavimentar de nada más y nada menos que el 85% del total y bueno, la extensión de bosque que se requiere para unir la amazonia beniana con el valle cochabambino es teóricamente de 16,7 km.

Ahora bien, tomando en cuenta el ancho de la carretera, en la propuesta del Gobierno, serían unas 200 hectáreas de perfección terrenal las que se verían afectadas. Pero he aquí la conciencia y la racionalidad: para no afectar el entorno y el ecosistema, se planteó la construcción de una carretera ecológica, pudiendo ser la misma subterránea o con el terraplén elevado.

Volviendo a las interesantes opiniones de los activistas y sus pronósticos, tomando en cuenta los datos técnicos anteriormente mencionados, proponen la construcción de la carretera por el este, zona caracterizada por la presencia de lagunas y ríos que cambian su curso, ignorando que son suelos inestables, inundables, pantanosos, en síntesis una alternativa descabellada en términos técnicos. También proponen otra alternativa hacia el oeste, topándonos ahora con una serranía empinada, con estratos de tierra deslizable, inestable y apuntando a un desafío igual o mayor al tramo carretero Santa Bárbara-Caranavi-Río Alto Beni. Sin entrar en más detalles de estas alternativas, solo me gustaría señalar la extensión que se debería deforestar en caso se decidiese optar por estas dos alternativas citadas: se estaría hablando de más 350 km, o sea más de 420 hectáreas, de deforestación en el caso de la alternativa hacia el oeste y más de 490 km, que sería más de 588 hectáreas, en el caso de la alternativa hacia el este. Analizando y enfocándonos en las áreas que se debería deforestar para optar por una de las dos alternativas, eso sí es apocalíptico, comparado con la propuesta del gobierno.

Con todo esto expuesto, me parece totalmente raro escuchar propuestas y alternativas de estos amigos tipnólogos que involucran deforestaciones –ahora sí– considerables en sus tramos ideales, y me gustaría recordarles que los bosques que se encuentran alrededor y fuera de esas líneas

imaginarias que delimitan el TIPNIS son igual de importantes que los que se encuentran dentro. No hay bosques “de primera” y “de segunda” como para sacrificar unos en vez de otros.

 

Omar Mamani Q.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *