Venezuela: el momento de la resolución revolucionaria

 

Venezuela se ha constituido desde finales del siglo XX en la punta de lanza para la liberación del continente Latinoamericano. Su lugar en la división internacional del trabajo le dio un papel determinante en la lucha de clases planetaria. El modo de producción capitalista  ha conformado al mundo a su imagen y semejanza, levantando de esta manera sus propias contradicciones: el centro y la periferia. Venezuela, cumple el rol central no solo para la detención del material energético mas importante de los ultimos 3 siglos: el petroleo; sino por el simbolismo político que implico la revolución socialista a la cabeza del comandante Hugo Chavez Frias; a este acontecimiento lo hemos de conocer como el socialismo del siglo XXI.

El control geopolítico de territorios, recursos y poblaciones se ha constituido en el objeto principal del poder, esto lo han entendido muy bien los imperios a lo largo de la historia de la humanidad; desde Roma hasta el Imperio Britanico en el siglo XIX. Hoy comenzando el siglo XXI, en plena decadencia del imperialismo norteamericano tampoco es la excepción de la necesidad de esta forma de dominación, solo que la unipolaridad que se había establecido después de la guerra fría empieza a entrar en crisis cuando nuevas potencias como China y Rusia disputan la hegemonía mundial de Estados Unidos.

En realidad la cuestión del poder como recurso de extensión de vida, creo que es un tema muy poco tratado por la ciencia política latinoamericana, el poder es el mayor recurso natural abstracto por el cual todas las potencias en la historia de la humanidad han luchado. Pero este es un tema que no trataremos en este artículo.

Ya se ha escrito mucho acerca de la importancia geopolítica y económica en el mundo de Venezuela, no solo por su petróleo, sino porque es la puerta de ingreso al continente por lo cual se acabaría con las olas revolucionarias de la primera década del siglo XXI. Hablar sobre esto requiere un tratamiento especial, y existieron articulos que trataron abordar la temática desde la narrativa del fin de ciclo, como su contra respuesta. Para tratar esto aconsejo leer los artículos de Claudio Katz, quien trata la temática con mayor profundidad.

Así también la explicación de la coyuntura mundial en relación a Venezuela y las relaciones de producción del modo de producción capitalista es un tema a tratar en otro apartado, donde abordaríamos el lugar de Venezuela en el proceso de producción mundial. La cadena productiva, y de distribucion del petroleo, como materia energética clave del siglo XX, son claves que nos ayudan a entender no solo la intervención de Estados Unidos en la geopolitica de medio oriente, sino el control territorial de Sudamérica.

Antecedentes de la intromisión norteamericana en Latinoamérica

Lo que sucede en la actualidad en Venezuela es lo mismo que sucedió en el Chile socialista de Salvador Allende allá por los años 70`s. El golpe económico e institucional, en realidad no son mas que parte de un paquete pre-elaborado por la CIA, bastos documentos de la misma agencia de inteligencia norteamerica se pueden encontrar en su propia pagina web, donde se desclasifica la informacion de intervencion en el gobierno de Salvador Allende, donde Kissinger, ex secretario de Estado planearía “hacer chillar a la economia chilena”. Es en este sentido que el complot de los empresarios privados en el Chile de Allende, es el mismo complot que le hacen los empresarios privados, – empresarios improductivos, es decir que solo fungen el rol de importadores de bienes y servicios y no creadores – a Nicolas Maduro, escondiendo alimentos, acaparando en pocas manos la distribución de estos, el control de divisas ilegales, etc. A esto sumado el descontento de la “clase media” que está bien alimentada y alienada a una conciencia pautada por la CNN; es el mismo parámetro de los años 70 en Chile.

Si bien en Venezuela no existe un golpe militarista, es porque la revolución bolivariana ha entendido bien el rol determinante de las fuerzas armadas en la revolución en Latinoamérica; hemos comprendido bien que este es un factor determinante si no queremos volver a vivir el Plan Condor; Lo cual no limita los intentos de la derecha de llegar a este estrato del Estado.

Hablar de toda intromisión, no solo militar, política y clandestina de Estados Unidos, desde la post revolución sandinista en Nicaragua generando terror en la población antes de sus elecciones, pasando por la intervención militarista en Panama para el dominio de su Canal ínter-oceánico en los años 80, hasta las coacciones económicas ejercidas por el FMI en Bolivia, son solo parametros ya conocidos por la cultura politica latinoamericana, a tal punto que hemos naturalizado una conciencia completamente alienada a esa nación opresora, si no solo vean el ultimo referendo llevado en Costa Rica, donde se entregaban a disposicion de Estados Unidos para convertirse en un Estado mas del imperio, obviamente a Estados Unidos le conviene tener a Costar Rica como colonia antes que un Estado mas, es decir como ciudadanos de tercera, a Estados Unidos le conviene una Costa Rica que levante la mano en la OEA y Naciones Unidas cuando su master of the puppets le indique hacerlo.

Antecedentes recientes del golpismo contrarrevolucionario en la región.

Sin duda, lo que viene sucediendo en Venezuela es una lógica de desgaste que ya se empleó en otros lugares y en otros momentos, pero el patrón es el mismo. Solo recordar a Dilma, Cristina y Lugo; los intentos golpistas contra Rafael Correa y Evo Morales nos dan la señal para no recular ante una diatriba hipócrita del resurgimiento fascista a través de los aparatos del capital: Medios de Comunicación, Instituciones Religiosas, Organismos Internacionales, etc.

La derecha latinoamericana dice defender la democracia y la constitución, sin embargo callaron cuando en Paraguay se violo el voto de su pueblo y se termino destituyendo al presidente electo de su nación, Fernando Lugo por la vía parlamentaria, a esto hemos conocido como el golpe parlamentario golpe suave. No existe un solo liberal que hable o escriba sobre el oxímoron que implica las trampas de esta especiE de falsa democracia representativa, que en realidad estamos hablando del sistema de la democracia burguesa, del liberalismo representativo que favorece tan solo a la clase dominante detentora del capital, en realidad esto no es una democracia real y profunda como la que ofrece el socialismo.

La derecha dice pronunciarse contra la violencia policial del Estado, sin embargo se calló cuando la policía intentó secuestrar al presidente Rafael Correa para derrocarlo ya que no por la vía democrática, por la vía violenta como hoy se lo intenta hacer con Maduro. La lección que nos da Ecuador es la resistencia de su pueblo y su gobierno; hoy Lenin Moreno indiscutible presidente electo democraticamente, garantiza la continuidad de la revolución ciudadana en su país.

La derecha dice ser democrática e inclusiva, sin embargo se calló cuando en Bolivia emergió el racismo fascista con el golpe cívico-prefectural que se estaba llevando acabo el 2008, y donde se golpeo y asesino a indígenas en Sucre, Santa Cruz, Cochabamba y Pando, esto no hubiera parado si no fuera por la creación de la UNASUR, organismo internacional que se pronuncio para parar la violencia tapada por la secretaria de colonias. 

Dicen luchar contra la corrupción y todo lo que viole el Estado de Derecho, so pretexto violan el voto del pueblo brasilero destituyendo a Dilma Rouseff con un impeachment cubierto por la CNN, del cual nunca se probo nada, sin embargo, cuando se descubre que los denunciantes junto al actual presidente Michel Temer, – ex-vicepresidente de Dilma – son los verdaderos ladrones, implicados en hechos de corrupción, con presentación de pruebas y con vínculos con Odebretch, ni la CNN, ni los políticos de derecha -obviamente- se inmutaron, en realidad les vale un rábano la corrupción solo querían el poder.

La misma lógica de desgaste primo en Argentina, al poco tiempo de las elecciones en dicho país, la calumnia sistemática contra el gobierno de Cristina Kirchner para desprestigiar a sus máximos exponentes, encontró algún idiota de poca monta, esto con la ayuda del afamado periodista mercenario de Jorge Lanata, lograron manchar la imagen politica de los candidatos del Frente Para la Victoria, catapultando al peor presidente de la historia latinoamericana, el hijo de una familia que había heredado su fortuna por las dictaduras instauradas en la región.

Esta misma lógica de guerra política es la que está primando en Venezuela: una guerra mediática internacional, terrorismo económico, terrorismo callejero, petición para adelantar las elecciones a un año antes de que estas se llevaran (¿cual la desesperación, si solo faltan meses?) , desacato en la asamblea nacional, desprestigio de las instituciones del Estado, intento de destituir al ejecutivo, etc.

Es el mismo patrón de desgaste que se viene ejerciendo contra los procesos revolucionarios por todos los flancos posibles, y es por esto que Nicolas Maduro no cedió ante la táctica hipócrita de la derecha y las trampas de la democracia liberal burguesa, y aun a pesar de ello, el gobierno revolucionario ha venido respetando como ningún otro gobierno su constitucion, el Estado de Derecho y la independencia de sus instituciones; todo esto le molesta a la derecha internacional, a los grandes capitalistas que anhelan ingresar a la región, a Estados Unidos que teme cada vez mas perder terreno con China y Rusia, les molesta que la revolución no claudique, les molesta que la capacidad de la izquierda se auto-critica pero que no ceda a sus peticiones imperialistas.

Almagro, la OEA y Venezuela

En los últimos meses pudimos ver como el secretario ejecutivo de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, convoco ilegalmente una reunión de este organismo, violando toda la normativa del mismo, sobrepasando la presidencia correspondiente a Bolivia de la mano de Diego Pary, y con la aquiescencia de Estados Unidos y todos los países pequeñitos subordinados a Estados Unidos que funcionan como colonias, decidieron intentar levantar una “carta democratica” contra Venezuela para justificar la intromisión extranjera en el país.

Si bien en la primera ocasión convocada, cuando Venezuela era aún parte de este organismo se intentó redactar una carta para legitimar la intervención e intromisión en los asuntos internos de dicho país, no se logró este acometido, debido a que no se cumplieron todos los requisitos que demanda la norma para activar cualquier tipo de “carta democrática”.

La decisión valerosa de Venezuela de denunciar y abandonar a este organismo con el apoyo irreductible de Ecuador  y Bolivia,  fue la mejor opcion que pudo haber tomado este país, defendiendo su soberanía y autodeterminación que esta dentro de los estatutos de esta organismo, pero sin embargo fueron violados por su secretario ejecutivo Luis Alamagro, el imperio norteamericano y sus pequeñas colonias.

Después de esto el segundo intento vino otra vez de las marionetas del Imperio comandado por Trump, el organismo intento otra vez resolver en una carta democrática y posición “unánime” (en sus sueños fascistas) en una reunión de la OEA, para legitimar la intervención en dicho país, a pesar de que este país ya había abandonado dicho organismo. El intento fue en vano, ya que el apoyo a Venezuela fue mayor y rotundo que la primera reunión; no solo fueron Bolivia y Ecuador quienes tuvieron una posición inclaudicable frente a las agresiones imperialistas esta vez, sino también se sumaron valerosos pueblos afro e indo-americanos del continente.

Algo que tambien debemos denunciar de este organismo, así también como lo denunciamos de los medios de comunicación que se enfocan y se hacen especialistas de Venezuela, como si fuera el único país en conflicto en el siglo XXI, es la falta de acción sobre los asesinatos en Honduras, Mexico y Colombia; la represión en Brasil y Argentina; la coartación de la libertad de expresión, la libre protesta y el sistemático hostigamiento de la comunidad negra en Estados Unidos. Todo esto solo demuestra el carácter del organismo, que no es más que un ente supra-estatal que defiende intereses particulares, desde que Gran Bretaña invadió las Malvinas Argentinas hasta la actualidad.

Los mercenarios de la política y la comunicacion. 

Los medios de comunicación, al menos los principales, tanto nacionales como internacionales, pertenecen a empresarios que no están jugando simplemente con el  marketing de productos y los consumidores, sino que también están haciendo política y están vendiendo no solo mercancías, sino ideología.

La constante desinformación, el periodismo de terror que venían ejerciendo los medios para apoyar al golpe de estado contra Nicolas Maduro fueron contrarrestados por el rol de los militantes del periodismo de la objetividad. Medios como los de RT o Telesur, dos cadenas internacionales de noticias que hoy cumplen un rol determinante en el mundo, – que por cierto fueron censuradas por Mauricio Macri, y ningún organismo se pronunció al respecto, ahí donde hubo violación a la libertad de prensa – , estos mismos medios y el rol de muchos nativos digitales, freelancers, que cubrían las protestas de “la oposición violenta”, por no decir terrorista, lograron captar todos los hechos que corrompían y desnaturalizaban estas protestas. Es decir, pudimos ver como quemaban a un joven nada más por ser chavista, como eran financiados por funcionarios de alcaldías opositoras, los vínculos de estos con el narcotráfico, los parámetros de comportamiento del paramilitarismo colombiano, las denuncias infundadas sobre Leopoldo Lopez y su esposa Maria Corina Machado, las muertes de gente inocente, y los intentos vanos de inculpar de todas estas acciones a la Guardia Nacional Bolvariana, quienes más bien han tomado una actitud bastante pasiva ante todo el terrorismo que ha venido ejerciendo la derecha contra Venezuela, las falsas coberturas de los medios de oposición sobre las marchas opositoras, etc., todo esto fue desenmascarado gracias al trabajo de este periodismo que siempre milito por la verdad, y ante esta exposición la oposición terrorista de Venezuela se vio obligada a parar las intentonas golpistas.

Por esto y mucho más, el contra-rol de los medios de comunicación de comunicación insurgentes que se han creado gracias a la UNASUR como Telesur, y el apoyo de Rusia a la región mediante RT News, sin duda han sido de gran ayuda para informar al mundo a través de la tv y las redes sociales.

En este sentido debemos denunciar al aparato mediático que viene sosteniendo la escalada de violencia en Venezuela, que es el mismo aparato que calla los asesinatos en México, Honduras, Colombia; la represión y el hambre en Argentina y Brasil. Estos mismos medios que ayudaron al derrocamiento de los gobiernos de Nestor y Cristina, son los mismos que callan ante la desidia de Mauricio Macri en Argentina. Todo este aparato político y mediático que se arrogaba defender la democracia y el Estado de Derecho, para derrocar a Lula y Dilma, son los mismos que ahora callan ante la oprobiosa corrupción de Michel Temer y todo su séquito. Son los mercenarios de la política y la comunicación.

El silencio del liberalismo criollo

Algo que ha caracterizado al liberalismo latinoamericano desde la historia de su independencia”, (recalcamos sus comillas) es que carecía de los elementos industriosos que convenían con esta ideología que conllevaba la modernidad capitalista desde el siglo XIX. No, en realidad lo que caracterizo al liberalismo latinoamericano ha sido siempre su carácter prosaico y vulgar, en Bolivia Franz Tamayo lo clasifico como la herencia del cholaje, algo que habría dejado este mestizaje inconcluso de una herencia pesada y colonial, una alienación total respecto a la cultura nacional, y que abundaba en una especie de bovarysmo científico con una mirada superficial hacia la cultura occidental, pero sin comprender su hermenéutica epistemologica, su aplicación practica y real.

Este liberalismo criollo que siempre se caracterizó por ser una especie de liberalismo étnico que suprimía todo valor que implicaba un modo de producción burgués y moderno, es decir industrioso y de carácter nacionalista, en realidad, era un liberalismo feudal, un liberalismo de hacienda, un liberalismo no-laico. un liberalismo entreguista, es decir, en realidad un no-liberalismo, nunca lo fue y nunca lo será, al menos en latinoamerica.

Desde el siglo XIX hasta el siglo XXI, quienes se han proclamado liberales, o más conocidos como defensores del estado de derecho, la constitución, la democracia representativa y un largo de etceteras, siempre han venido jugando un rol hipócrita en la historia latinoamericana, que bajo o so-pretexto de discurso “democrata” escondieron sus intereses de clase improdutiva, estamos hablando de la eterna lumpen burguesia latinoamericana y criolla, hoy en el siglo XXI no es la excepción.

Estos mismos “defensores de la democracia” que fueron a las embajadas de Estados Unidos a esperar la victoria de Hillary Clinton y defenestraban contra Donald Trump, son los mismos “demócratas” que se callan frente a las agresiones del gobierno de Trump contra Venezuela y Cuba. Estos mismos liberales que denunciaban el “carácter populista”  del gobierno de Donald Trump, son los mismos que apoyan silenciosamente la intervención de su gobierno en el continente latinoamericano. Ese es el verdadero carácter y rostro de la derecha latinoamericana.

Asamblea Constituyente: el momento de la resolución revolucionaria

En las últimas semanas ya no vimos mayor repercusión mediática respecto al terrorismo opositor en Venezuela, esto por las razones arriba explicadas, es decir los intentos fallidos de la derecha y el imperialismo de controlar y llevar a una crisis inmanejable a la nación obrera de Venezuela no surtieron efecto alguno mas que fortalecer al bloque revolucionario latinoamericano. Sin lugar a dudas el llamamiento de la Asamblea Constituyente por el presidente Nicolas Maduro, siendo esta una acción constitucional como prerrogativa del ejecutivo, ha logrado dividir las aguas entre la oposición pacífica, de la oposición terrorista y financiada por la derecha venezolana, esto explicaría sin lugar a dudas el silencio de los medios de comunicación al servicio del capital en las ultimas semanas.

Desde la revolución francesa a la constitución del Estado Plurinacional en Bolivia, no se ha vuelto a escuchar de una determinación política tan importante en un momento tan álgido y determinante para el movimiento comunista.

Algo que debe estar fuera de discusión es que la decisión del gobierno revolucionario ha sido una decisión democrática en estricto rigor, mucho más democrática que las elecciones que se esperaban llevar acabo al año siguiente en Venezuela. Es democrática porque no trata simplemente de elegir a representantes que administren la vida cotidiana, sino se trata de delimitar los designios y valores que guiaran el proceso revolucionario y socialista de Venezuela, y mejor aun, es la gente quien los re formulara a través de sus representantes directos.

El pueblo revolucionario, las comunas, los obreros, los estudiantes, todo el sentido nacional-popular y socialista que hoy está también en las calles apoyando a Nicolas Maduro, dará a conocer su voz que ha sido acallada por las grandes cadenas de medios de comunicación.

Que la derecha ya haya empezado a cuestionar al Tribunal Supremo de Justicia después avalarlo para denunciar la Asamblea Constituyente, solo demuestra las contradicciones e hipocresía de sus propias acciones, al mismo tiempo que demuestra la salud de la democracia en Venezuela y la independencia de sus instituciones. Que empiecen a criticar el sistema electoral de Venezuela, entrando en la misma lógica de desgaste para des-legitimar a la Asamblea Constituyente tampoco sera una sorpresa. Algo que sin duda debe quedar claro a la revolución bolivariana, es que no será una batalla fácil en absoluto, sobre todo teniendo en cuenta todo el ataque sistemático que han venido sufriendo por todos los flancos, sino el antecedente de a ver perdido en determinadas circunscripciones electorales lo cual la llevo a perder la Asamblea Nacional; esta es una tarea urgente: la defensa estratégica de la revolución bolivariana.

La hora de los hornos recién empieza, los pueblos sudamericanos y los comunistas de todo el mundo, debemos estar mas unidos que nunca en la lucha contra el capitalismo.

 

Nicolas Melendres

 

Bibliografia

Zizek, The Pervetys Guide to Ideology

file:///C:/Users/amelendres/Downloads/Librillo-Constituyente.pdf

http://prodavinci.com/2017/05/27/actualidad/constituyente-reglas-manipuladas-para-ganar-con-el-20-de-los-votos-por-hector-briceno/

http://www.resumenlatinoamericano.org/2017/05/31/venezuela-constituyente-rebelion-y-estado-de-excepcion/

http://www.resumenlatinoamericano.org/2017/06/03/frente-a-las-mentiras-de-cierta-intelectualidad-de-izquierda-desde-argentina-lanzan-una-declaracion-apoyado-a-venezuela/

http://www.resumenlatinoamericano.org/2017/06/04/numerosos-firmantes-reune-una-declaracion-de-la-redh-que-responde-a-un-texto-de-izquierda-opositores-al-proceso-bolivariano/

https://www.aporrea.org/actualidad/n309584.html

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=226296

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *