¿Que significa para Bolivia la Revolución Democrática y Cultural?

Square

Por: Juliana Cingolani y Nicolás Melendres

 

El año 2005 inicia en Bolivia un proceso político de magnitudes heroicas. Hitos como este son puntos trascendentales  en la historia que la humanidad suele condensar en determinados sujetos que comprenden su rol en la coyuntura. Dicen que las revoluciones se dan cuando los hombres toman el cielo por asalto.; así como en un momento el sol dejo de girar al rededor de la tierra, así también Bolivia dejo de girar al rededor de un imperio que pretendía humillar a un pueblo históricamente oprimido.

Con el ingreso del Movimiento Al Socialismo (MAS) al poder político se demarca la debacle del sistema neoliberal en Bolivia, donde las empresas multinacionales y políticos corruptos en conflagración con la Embajada Norteramericana saqueaban las riquezas del país. El encumbramiento de Evo Morales como referente del proceso de cambio, representa la acumulación histórica en el seno del pueblo de largas luchas indigenas, obreras y populares contra un Estado k´ara que explotaba a las grandes mayorías de este país; Goni, Carlos Mesa, Victor Hugo Cardenas, Ruben Costas, Oscar Ortiz, Samuel Doria Medina, etc., todos estos políticos que hoy en día se oponen a la repostulación de Evo Morales representan a este antiguo Estado Inquilino y Colonial.

Con la revolución democrática y cultural Bolivia inicia una profunda transformación estructural y superestructural del Estado y la sociedad civil: nacionalización de los recursos naturales, y la asamblea constituyente; con estas dos acciones Bolivia vuelve a ser soberana sobre su destino. El aprovechamiento de los recursos estratégicos como el gas y los minerales han permitido generar un excedente que se han redistribuido a los sectores mas pobres de la nación, logrando de esta manera reducir la pobreza y el desempleo. La calidad de vida de los bolivianos ha mejorado notoriamente en estos 13 años en el ámbito de la salud y la educación; traduciendo esto en incremento de la esperanza de vida, la reducción de la mortalidad infantil, la erradicación del analfabetismo y la reducción de la deserción escolar a niveles históricos nunca antes vistos.

Esta revolución también implicó la toma del poder estatal por parte del bloque histórico indígena obrero y popular; revolucionando las estructuras institucionales. Los sectores sociales antes olvidados por el Estado hoy en día son atendidos en todas sus demandas, sobre todo el sector indígena y campesino. De la misma manera los trabajadores, la clase obrera, hoy en día ha encontrado en el Estado un espacio desde el cual transformar su realidad social; erradicación del latifundio, la inclusión de la figura de la función social de las tierras, redistribución de la propiedad agraria al indígena y al campesino antes que al terrateniente; la creación del aguinaldo esfuerzo por Bolivia mas conocido como doble aguinaldo, el incremento del salario en mas del 300% en favor de los trabajadores y de la industrialización.

Olimpiadas científicas, la creación de los Yacimientos de Litio Boliviano (YLB), la Agencia Boliviana Espacial (ABE), la Agencia Boliviana de Energia Nuclear (ABEN), son algunos de los proyectos estatales que han transformado y vienen de la mano con la revolución educativa que tiene actualmente Bolivia. Por otro lado, jóvenes bolivianos ganan concursos internacionales de ciencia y tecnología, desarrollando dispositivos con inteligencia artificial, becas a las mejores universidades del mundo en materia de hidrocarburos y geotérmica entre otros, son algunas de las muestras de la transformación que se vienen dando en el país con miras al siglo XXI.

Hoy podemos reafirmar que vivimos 13 años de revolución democrática y cultural, justamente por que Bolivia esta viviendo una democratización profunda no solo de sus instancias institucionales y políticas, sino económicas y culturales, que se ven reflejadas en el día a día de las bolivianas y los bolivianos: todos somos iguales ante la ley. Por esto, tenemos que estar mas decididos que nunca a continuar con esta revolución apuntando al sentido común y defendiendo todo lo conquistado por el pueblo junto al proceso de cambio.