Nuestro continente sangra

Square

En Argentina y Brasil los oligarcas de apellido han vuelto al poder, bajo su yugo los brasileños han visto la legalización de la jornada de 12 horas de trabajo e incluso la vuelta del hambre para millones de miembros del pueblo trabajador; en Argentina el pueblo ha sufrido que corten el salario mínimo por la mitad y la eliminación legal y física de los sindicatos. Para sostener su régimen de terror económico contra el pueblo las botas militares patrullan las principales ciudades de Brasil y la gendarmería argentina tiene el derecho de asesinar y torturar, a falta de pan el pueblo recibe bala.

A los pueblos todavía insurrectos y libres el imperio busca liquidarlos por cualquier vía, a los hermanos de Venezuela los cercan económicamente tratando de que se rindan por hambre; y si eso no fuera suficiente los mercenarios asesinan a sus líderes políticos, promueven el terrorismo interno  y buscan bajo todo medio posible lograr convencer a los estadounidenses y al resto de los latinoamericanos de invadir la patria de Bolívar. Incapaces de vencer a los millones de chavistas que defienden día a día con el sudor de su frente, su corazón e incluso si es necesario con balas, el Imperio decidió caer sobre la pequeña Nicaragua con un nivel de violencia criminal. Mercenarios y grupos fascistas de la derecha volvieron a la nación más pacífica de Centroamérica en una zona de guerra. Calle a calle, barrio a barrio y pueblo a pueblo los camaradas sandinistas los han expulsado estos asesinos de la patria de la única forma que correspondía: con bala.

Trataron de violar a Venezuela, trataron de violar a Nicaragua; el imperio esta mas frustrado que nunca y nuestra querida Bolivia es el siguiente objetivo lógico de estos genocidas y sus aliados locales. Organizarnos es lo que nos manda el tiempo, ni siquiera para crecer, sino para sobrevivir como proceso y como nación soberana

 

Firma “El Shapa”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *