“Normalmente no hablo de política”, pero nulo

Square

“¿Cómo hemos llegado a esto?” o “normalmente no hablo de política” fueron algunos de los principales comentarios leídos en Facebook en los últimos días, y he ahí la respuesta a la mayoría de la gente que no le importa la política o piensan que es una porquería, que quieren mantenerse lejos de todo…. Ya me decía una ex novia, muy mala, que al llegar a su casa no se podía hablar de fútbol, religión y política, porque es vergonzoso tener que explicar nuestra postura política, porque es penoso escuchar a otro que piense diferente.

Otra parte de la gente se expresaba con un “no es no” o “qué parte de no es la que no entiendes”, bueno es simple y claro, mientras la mitad de la población de Bolivia le dice no a evo, la otra mitad de la población del país, sólo tiene una opción y un candidato para votar en las elecciones, a diferencia de los negativos opositores que cuentan con 20 alternativas y cada día anuncian más y más. Para qué sirvió el referéndum, justamente para darnos cuenta que nada menos que la mitad de la población boliviana, tiene un voto duro por Evo, el resto se lo dividen en los indecisos y los muchos frentes opositores que no pueden aliarse porque su objetivo es repartirse el país territorial y económicamente.

¿Qué objetivo común pueden compartir L. Revilla y F. Patzi con R. Costas?, cuando saben que santa cruz a la cabeza de costas busca separarse de Bolivia y adueñarse de toda la riqueza hidrocarburífera del Chaco. ¿Qué objetivo pueden compartir Leyes de Cochabamba, un facho que sale a masacrar indios a las calles, con C. Mesa que no tiene el valor de salir a la acera de su casa, ni para colar un cartelito?

Una bandera boliviana rota y raída ha sido la imagen más usada y compartida, como dando a entender que esto fue el acabose, acompañada la imagen de diversas convocatorias a alzarse, a salir a las calles, a levantar las armas y a estar de luto por la democracia muerta y la Bolivia moribunda, pero ¿que acaso no es más bien una abierta convocatoria a elecciones?, ¿que acaso no sabíamos que esto iba a pasar?, ¿que acaso a nadie se le ocurrió que si juegan sucio y bajo, también iba a venir una respuesta del mismo nivel?.

En todo caso la democracia se fortalece con la posibilidad de seguir votando, de que haya más elecciones de que las elecciones sean cada vez más libres. El principal problema es que la oposición no tiene candidato, y por supuesto saben que no lo van a tener en mucho tiempo adelante, porque entre ellos no se dejan salir, no se apoyan se odian mutuamente, como muestra la pelea entre J. Costas y O. Ortiz por la candidatura.

Pese a todas las voces e imágenes, nadie ha salido a las calles ni ha levantado la revolución, simplemente, porque el Facebook aguanta todo, allí se puede decir cualquier cosa y en realidad a nadie le importa cumplir su propia palabra, pero además porque todos están cómodos en sus casas y oficinas, trabajando o ganando dinero, nadie puede reclamar que las tasas de desempleo están por los suelos, que todos los que quieren trabajar consiguen o se inventan trabajo, que la gente en Bolivia hoy por hoy, consume, gasta en servicios y productos, que nuestra industria ha mejorado y que muchos ahora compran lo boliviano. Claro, si la economía es indudablemente mejor y nadie tiene necesidades realmente muy jodidas y básicas insatisfechas, pues, es muy complicado salir a las calles a marchar y a hacer huelga de hambre.

Por otro lado están los pobres, aquellos que han visto más de cerca la redistribución de la riqueza, aquellos que ven escuelas fiscales nuevas en cada barrio de Bolivia, aquellos que ven canchas, viviendas y gas domiciliario con costo cero para sus bolsillos, esos pobres que están saliendo de la pobreza extrema por un excelente manejo de la economía y por un crecimiento imparable e insuperable en la región. Ellos son los únicos que ya no tienen nada que perder y que podrían salir a las calles a marchar, pero ellos son los que más están con evo, los que más apoyan la reelección.

Los opositores acorralados, por el miedo que les genera seguir perdiendo, se han visto sin salida alguna, y están convocando a votar nulo, como si esa fuera la opción para decir que la justicia está mal, que las elecciones están mal y que la constitución está mal. Sin embargo a falta de entender lo que sale de sus propias bocas, el voto nulo solo puede querer decir dos cosas, que las elecciones democráticas no sirven y que la constitución está mal y debe ser corregida, (algo a lo que ellos mismos se oponen porque abre la posibilidad de la re postulación) pero ¿hay alguna lógica en esta contradicción?

Bueno, si te opones a las elecciones democráticas es porque seguro estas buscando un sistema comunista y ojala el gobierno lo entienda así, para que cuanto antes viremos hacia un sistema unipartidista y comunista. Por otro lado, si la CPE dice que debe haber elecciones judiciales y tú las rechazas de plano (y en el supuesto caso de que el nulo sea aplastante en estas elecciones), significa que hay que cambiar y corregir la CPE. Aquella vapuleada Constitución que le cambio el nombre a Bolivia para volverla inclusiva, pero que los racistas la discriminan y rechazan, aquella sagrada Constitución que no puede ser violada para permitir la reelección de Evo.

Por Juan Pablo Muñoz Arce, fotógrafo y militante de Generación Evo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *