Por: Mauricio Bustamante Rivero*

A través de la presente, convoco a toda la militancia humanista nacional e internacional, a una concentración en la histórica plaza “Liberty Park” de Manhattan – Nueva York, por dos motivos fundamentales: (1) Mi autoproclamación como Presidente Encargado de EE.UU. y (2) la presentación de Mi Plan País.

Me autoproclamo Presidente Encargado de EEUU porque me da la gana de hacerlo. Además, el mismísimo gobierno del Mr. Trump me reconocerá, pues ellos nunca hesitan para vulnerar su propio “orden democrático” como lo conciben. Así que como quien dice, podemos llevar la fiesta en paz e indulgente aceptaré que Trump se vaya exiliado a México, allá seguro sabrán tratarle con el mismo cariño y la misma deferencia que él tiene con los niños, niñas, madres, padres y toda la población migrante.

Salvado el protocolo de mi posesión presidencial −increíble que ahora sea tan sencillo y menos burocrático, Weber se moriría de nuevo por la sorpresa− para un mandato de transición hacia una verdadera democracia, creo importante dar a conocer un esbozo de Mi Plan País, el mismo que estará impreso íntegramente y a disposición de todos, el día de la autoproclamación. Veamos entonces un resumen apretado de las principales propuestas:

  1. Retiraremos todas nuestras tropas de Irak, Somalia, Libia, Yemen, Pakistán y Siria, para que esos países recuperen la soberanía sobre sus recursos naturales y esto les permita reconstruir sus naciones (toda la infraestructura vial, sanitaria, educativa e industrial destruida) posibilitando el regreso de los más de 10 millones de refugiados, inclusive profesionales y técnicos que migraron y significaron una pérdida enorme para el desarrollo de sus países, que durante la guerra tuvieron un retroceso en todos los indicadores de desarrollo humano. Romperemos relaciones con Irak y ya no respaldaremos el brutal ataque genocida contra el pueblo de Palestina, en el cual mueren centenares de personas diariamente.
  2. Restableceremos las relaciones internacionales bajo la premisa inequívoca de la diplomacia de los pueblos, con igualdad, reciprocidad y respeto a la soberanía de las naciones, de manera posterior a las notas diplomáticas que se remitirán con sinceras disculpas y condolencias a Argentina, México, Nicaragua, Uruguay, Panamá, Paraguay, Chile, Puerto Rico, Haití, República Dominicana, Guatemala, Túnez, Japón, China, Angola, Corea, Indonesia, Camboya, Líbano, Libia, Somalia, Sudán, Afganistán, Filipinas, Irak, Yemen, Pakistán y Siria, por las intervenciones militares que causaron la sensible
    muerte de sus connacionales y afectaron su desarrollo. En la misma línea, se enviarán notas a los países de Europa y América Latina pidiendo disculpas por la intervención y financiación de los golpes de Estado perpetrados militarmente y que dejaron miles de personas muertas, heridas, torturadas, exiliadas y desaparecidas. Por supuesto, suspenderemos el embargo a Cuba y realizaremos una propuesta de resarcimiento de daños, y levantaremos las sanciones irracionales impuestas actualmente contra Venezuela y su Presidente constitucional Nicolás Maduro.
  3. Promoveremos un “Acuerdo Internacional por el Derecho a la Existencia de los Pueblos”, que congregue a todos los países para frenar en seco la carrera armamentística, la industria nuclear y la inversión en bombarderos estratégicos, cohetes crucero, portaviones nucleares y submarinos atómicos, para reinvertir esa cantidad monstruosa de dinero en el sistema universal de salud gratuita, en el abastecimiento de los servicios básicos, en la compra de equipos agrícolas para la diversificación productiva con soberanía y seguridad alimentaria, en la alfabetización mundial y en la cultura de la paz, la única que puede salvarnos de la barbarie como sentenció el Gabo.
  4. Nos convertiremos en un aliado del planeta y retomaremos el Acuerdo de París contra el cambio climático, e incluso cumpliremos con la reducción sostenida de gases de efecto invernadero en un 10% hasta el año 2050. Las fuerzas productivas se desarrollarán en base a la satisfacción de las necesidades básicas de la sociedad, promoviendo los equilibrios necesarios para saber qué producir, qué consumir y de qué tipo de energía depender.
  5. Seremos un país soberano y por esa misma razón, respetuoso de los asuntos internos de otros países. Pero, si los emporios económicos internacionales insisten en mantener alianzas con las clases políticas que pregonan la guerra, siguiendo la propuesta radical realizada por mi amigo Michael Moore, se declarará el reclutamiento obligatorio, de tal suerte que quienes vayan a la guerra serán únicamente jóvenes entre dieciocho y veintiséis años de edad, los que sean hijos de las familias con más recursos en el país, es decir, aquellas que por sus ingresos formen parte del 5% de las rentas más altas. Si los ricos están de acuerdo con ir a la guerra iremos todos a provocar la miseria.
  6. Los servicios de salud y educación serán asumidos como derechos fundamentales de las personas y no como privilegios del dinero, por lo cual serán gratuitos y de acceso irrestricto, haciendo hincapié en la ‘prevención` en cuanto a salud (imagínense cuanto se ahorraría si todos sabemos que prevenir es más barato que curar) y en la ‘especialización’ en educación de acuerdo a las necesidades de desarrollo del país.
  7. Promoveremos un Estado despatriarcalizado que respete los derechos de las mujeres e incida mundialmente en la erradicación de la violencia en razón de género, los feminicidios, las violaciones sexuales y la trata y tráfico de personas. Asimismo, aprovecharemos lo que queda del bono demográfico para que la juventud no vaya a la guerra sino que acceda a un trabajo digno en los procesos de diversificación productiva, industrialización, reingeniería
    de los servicios de protección social, excavaciones de pozos para el abastecimiento de agua potable, planes de prevención y migración del cambio climático, modificación de las dietas alimentarias, aumento de la esperanza de vida, etc.
  8. En lo económico, seremos intolerantes con la avaricia y corrupción del 1% de banqueros que se apropia de la riqueza y seremos parte del 99% que plantea una reforma estructural que redistribuya la riqueza nacional de acuerdo a las necesidades de la población, evitando la trampa de las compañías que han ocasionado que treinta millones de personas lleguen a su tope de endeudamiento y se vayan ejecutando más de 3 millones de hipotecas y desalojo de hogares.
  9. Ampliaremos la capacidad de las bibliotecas físicas y virtuales en todas las escuelas y universidades del país, impulsando eventos académicos, lúdicos, culturales y deportivos abiertos a la población, que permitan a las personas leer, debatir y vivir preguntando y respondiendo sobre los problemas fundamentales de una sociedad, donde todas y todos pueden aportar para transformar el mundo y cambiar la vida como diría Rimbaud.
  10. Reformaremos nuestra concepción de la democracia y con ello también el sistema electoral estadounidense. Con lo primero, se afirma con claridad y contundencia, que no se ejercerá más ese modelo raro de democracia impuesto a bombazos en Oriente Medio, o la injerencia descarada en las elecciones de otros países a través de contubernios con los sectores derechistas y conservadores. Con lo segundo, plantearemos un proceso participativo de discusión para la reforma del sistema electoral nacional, que tiene problemas evidentes porque resulta que quienes obtienen mayoría de votos de la población no resultan electos como Presidentes, ocurrió con Al Gore en el 2000 que obtuvo más votos que George W. Busch, y en 2016 con Hillary Clinton que obtuvo más votos (dos millones ochocientos sesenta y ocho mil seiscientos noventa y uno votos) que Trump, siendo elegido éste último como Presidente (Ave María Purísima).

Me despido reiterándoles la gentil invitación a mi autoproclamación en fecha y hora por confirmar. Nos acompañará Zizek dando las palabras previas a la investidura y después del discurso central, se presentará el grupo Queen Estravaganza, porque we are the champios my friend.

Post scriptum 1: como podrán advertir las personas con dos dedos de frente, el acto de autoproclamarse Presidente Encargado de Venezuela en una plaza, es a todas luces inconstitucional e ilegítimo, Guaidó no fue elegido en elecciones presidenciales y por ello la ONU y la mayoría de los países a nivel mundial, en base al derecho internacional, reconocen al Presidente democráticamente electo, Nicolás Maduro.

Post scriptum 2: podrán advertir también quién es el verdadero verdugo para la paz en el mundo y la integración de los pueblos: MR. TRUMP, GO HOME!

*Integrante de la organización Columna Sur