LOS NULOS

Square

Llaman los nulos a anular procesos democráticos; pero no les interesa en realidad lo segundo: la democracia. Nulas son sus razones patrióticas, porque es nula toda su razón.

El nulo se indigna con la corrupción; pero evade impuestos. Nulas son sus evocaciones de transparencia, porque él y los suyos han construido su riqueza con la suciedad y el engaño.

Convocan los nulos a la desobediencia civil; pero no les importa lo segundo: el ciudadano. Nulo es su objetivo, porque es nulo su sentido.

El nulo no se anula solo, quiere que otros se anulen con él. Jamás va a perder sus privilegios pero quiere que los otros los pierdan. Nula es su conciencia social, porque es nula su ubicación espacial en la sociedad.

Reclaman los nulos por el cuidado al medio ambiente, mientras consumen aire sin aportar absolutamente nada a favor del Planeta. Nulo es su compromiso ambiental, porque es nulo todo compromiso que no sea una moda.

El nulo anda aburrido de su vida, pero también aborrece a los que ascendieron socialmente. Le incomoda verlos en los mismos sitios donde el nulo asiste. El nulo se esconde bajo la lucha contra el racismo, pero en realidad lo que más ama es eso: el racismo. Nula es su memoria histórica, porque en realidad es nula toda su memoria.

Reclaman los nulos por la intervención del Estado y glorifican al libre mercado, pero cuando se están ahogando no acuden al capital sino al Estado. Nula es su base ideológica, porque es nula su ideología.

El nulo odia a los chinos, a los rusos o a los cubanos, pero ama a los norteamericanos y occidentales. Mientras más europeo y menos latino sea mejor. Nulo es su sentido de pertenencia, porque nulo es su amor por la Patria Grande.

No extraña que los que embanderan la nulidad sean los mismos opositores de siempre y sus líderes, los nulos de siempre.

Brecht glorificaba a los imprescindibles. Permítanme pues anular a los opuestamente contrarios:
“Hay quienes se oponen un día y son malos. Hay otros que se oponen todo un año y son más malos. Hay quienes se oponen muchos años, y son pésimos. Pero hay los que se oponen a todo, toda su mediocre vida, esos son los nulos”.

No los necesitamos, no los queremos y no van a ganar.

 

Pez Espada

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *