Inicia la batalla por los bonos

Square

La Paz, 13/12/18 Juanjo Bedregal, La Resistencia

Durante 12 años, los bonos sociales han sido el pilar de la estrategia del gobierno para luchar contra la pobreza. Hasta 2017, se había reducido la pobreza extrema al 17% de la población desde un 38% en 2005; el 10% más rico de la población que en 2005 ganaba 128 veces más que el 10% más pobre, pasó a ganar en 2016 sólo 46 veces más.

Más allá de las estadísticas, un bono es una forma en la que el Estado le otorga un sostén económico a un sector vulnerable de la población, para que pueda cumplir un mínimo de sus necesidades. Otorgar capacidad de gasto a personas que antes no podían satisfacer sus necesidades mínimas, equivale a otorgarles el control sobre sus vidas.

Recientemente, las acepciones de Carlos Mesa sobre “acabar con el rentismo” desataron una polémica sobre la eliminación de los bonos sociales, que nos plantea la necesidad de sostener los bonos sociales, polémica que los principales emporios de la comunicación se encargan de cubrir rápidamente tratando de redefinir las declaraciones de Mesa. Rápidamente el candidato Óscar Ortiz saltó al debate replicando que él sí mantendría los bonos sociales. Al parecer, con o sin la palabra “rentismo”, la batalla de propuestas electorales ha iniciado, y el frente coyuntural son los bonos sociales.