¿Culpables del deterioro del sistema argentino de salud?

Square

Uno de los mas viejos recursos de los gobiernos conservadores que se ven acorralados por sus pésimas gestiones económicas, además por su cínica perversidad a la hora de ejecutar programas atentatorios a los derechos conseguidos por los sectores sociales mayoritarios, es conseguir la división política parcelada de sus adversarios.

Esto para dividir al sector reivindicativo de demandas de sus sectores sociales antagónicos y ante todo para CONSERVAR sus propias reivindicaciones como clase oligarca y propietaria de los medios de producción. Después de generar la brecha de clase mediante el ataque a los lideres políticos de los movimientos sociales y partidos contestatarios a los intereses de las oligarquía, comenzó desde los mismos medios la generalización discursiva de la aporofobia utilizando un concepto torcido del discurso de la “meritocracia”.

La discriminación de género también se acrecentó y se redujeron los fondos destinados a la educación para la igualdad de genero en las escuelas y en los barrios dejando sin resguardo a muchas mujeres que necesitan atención en casos de violencia intrafamiliar. Además el gobierno argentino actual abiertamente defiende la posición conservadora de no aceptar el aborto legalmente.

Posteriormente manejaron un siguiente bulo de distracción mediática que fue la estigmatización de las subculturas marginales locales continuando su construcción aporofóbica y por ultimo ahora, derivado del ultimo recrudecimiento de la aporofobia desde la construcción discursiva de la posverdad, la ultima de las distracciones ante el desastre económico inminente es el uso político de la xenofobia. Y es un particular tipo de xenofobia. Es xenofobia localizada en los inmigrantes latinoamericanos y sobre todo “limítrofes”.

Una especie de neosarmientismo con vertientes del nazismo europeo y eugenesia darwinista social todo hecho pastiche gracias a la desesperación por generar espacios de opinión alejados del origen de los problemas económicos de Argentina en los medios masivos de comunicación. Así es como logran manejar a las masas de manera efectiva y muy solvente los asesores políticos y de comunicación de este posmoderno gobierno neo conservador de la alianza política PRO + UCR, asiduo usuario de discursos post reales inverosímiles pero asentados en la matriz de la realidad por inducción repetitiva.

La xenofobia como instrumento político es un recurso cuasi de manual en gobiernos derechistas, y mas evidente esperarla en países donde el asesor del presidente en gestión habló alguna vez de Hitler como “ un tipo espectacular”.

Desde hace ya unos días, los residentes bolivianos en Argentina han recibido algunas manifestaciones xenófobas alarmantes desde los grandes medios de comunicación argentinos. Hay que remarcar que gran parte del poder fáctico local reside en las mesas directivas de medios conglomerados de comunicación como el Grupo Clarín o el Grupo Nación y que además son socias carnales de las oligarquías dueñas de las tierras, de las vacas además de ser cercanos a los capitales financieros extranjeros que residen en los centros económicos mundiales y que ahora están disfrutando un festín de saqueo, que los locales llaman “timba financiera” y que es todo el enorme negocio de los títulos del banco central llamados LEBACS que tienen un rendimiento de 30% en 25 días, haciendo que los capitales que se esperarían para la inversión productiva pasen directamente al negocio financiero generando deuda rápidamente fuera de control.. Y ese es solo uno de los negocios. Día que pasa vuelven a emitir deuda y a saber los que se quedan con esas adjudicaciones de deuda son en su mayoría holdings extranjeros en su mayoría de origen angloestadounidense.

A manera característica de esta administración, supongo toda esta innecesaria enemistad con ciudadanos que independientemente sea su filiación ideológica son ciudadanos de Bolivia, es debida a una nueva estrategia de distracción colectiva y es usada como un recurso para abrir el tema de la privatización de la salud y educación… . Al mismo tiempo advertimos un método de chantaje internacional y manipulación del animo de su propia sociedad en base al odio visceral para desviar el humor de los ciudadanos a bulos de odio para esconder los verdaderos temas de interés interno que realmente preocupan a los actores del poder en Balcarce 50. Procurar al mismo tiempo la respuesta acertada por parte de los organismos diplomáticos bolivianos fue muy importante ya que se jugaba con valores imposibles de deteriorar. Las relaciones entre dos países que son socios estratégicos a muchos niveles y herederos de una historia en común no pueden ponerse sobre la mesa como un juego de naipes, esto sería de consecuencias nefastas para la historia.

La reciprocidad en salud esta garantizada pero lo peligroso es a lo que apuesta este gobierno actual en Argentina que pone en riesgo es incluso la estabilidad etnosocial de su país para continuar su plan de transferencia de capital de las clases bajas y medias hacia la cima de la pirámide social.

La medida diplomática boliviana oportuna frenó en seco el interés de los medios de comunicación de utilizar como chivos expiatorios del odio contenido en la sociedad argentina empobrecida a los extranjeros limítrofes, primero los bolivianos y luego seguirían paraguayos, chilenos, uruguayos y peruanos, lo que significa una batalla ganada ante la provocación de organismos que fungen como el verdadero estado de facto de la sociedad argentina y que dominan por sobre todos los demás poderes institucionales del estado argentino.
Esperemos también que esto funcione como un incentivo a que Bolivia agilice la concreción del sistema universal de salud que debería ser una pieza fundamental del programa de modernización y potenciación de Bolivia rumbo al 2025.

Juan Alberto Guerra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *